Vuelve el rey del merengue

Portada del disco

Portada del disco ‘Todo tiene su hora’

La semana pasada Juan Luis Guerra presentó en el Palacio de los Deportes de Madrid su último álbum Todo tiene su hora. Un disco con el que el rey del merengue vuelve a la primera línea de los escenarios y con el que pretende a revivir sus mejores éxitos tras unas etapas despistantes en las que el artista dominicano ha pasado por una especie de lucidez espiritual. Su acercamiento al cristianismo militante le hizo introducirse en otro tipo de conceptos sonoros, pero desde hace unos años ha vuelto por los caminos de siempre. En las diez canciones que componen Todo tiene su hora Guerra recupera sus sonidos de siempre: letras frescas en las que la bachata, el merengue, la salsa y el son se entremezclan al ritmo de Cookies & Cream o Dime Noria Mia. En El Capitán, el artista latinoamericano regresa a las letras reivindicativas en, este caso, guiñando un ojo a la religión a la que se ha consagrado en los últimos años. “Jesús está en el bote eh, en el bote.  Aunque los vientos soplen eh eh…”

El Álamo

Portada del cómic 'El Álamo'

Portada del cómic ‘El Álamo’

La batalla de El Álamo, en la que secesionistas tejanos se enfrentaron contra el ejército de México, ha sido uno de los conflictos más retratados de la historia norteamericana y el acontecimiento más importante de la Guerra de Independencia de Texas. Son varias las películas, una de ellas protagonizada por John Wayne, en la que se narra el enfrentamiento entre un reducido grupo de colonos tejanos, alrededor de 100 personas, contra un ejercito de millares de soldados encabezados por el presidente azteca Alfredo López de Santa Anna. Una batalla en la que perdieron la vida personajes legendarios como Davy Crockett y que siempre ha estado rodeada de un halo de misterio debido a que tan sólo sobrevivió una persona por el bando norteamericano, un tirador de origen francés llamado Louis Rose. Pero… ¿fue un héroe o un traidor? Esa es la pregunta que Darko Perovic, Dobbs y Fabio Pezzi, los autores de El Álamo (Norma Editorial), tratan de desentrañar en las 96 páginas que conforman esta novela gráfica.

 

El Padre

Mardin, Turquía, año 1915. En pleno genocidio del pueblo armenio. La policía arresta a todos los hombres de esta nacionalidad de la ciudad, entre ellos, al joven herrero Nazaret Manoogian, al que separan de su familia. Años después, tras vivir en primera persona los horrores del genocidio que acabó con la vida de casi dos millones de armenios, Manoogian se entera por casualidad de que sus hijas siguen vivas. Su obsesión desde entonces, magistralmente retratada por el director Fatih Aki, es encontrarlas. Su búsqueda le llevará desde el desierto de Mesopotamia, pasando por La Habana, hasta las inhóspitas praderas de Dakota del Norte. Pese a que no ha encontrado acogida en la mayoría de las salas, se puede disfrutar en los cines Golem.