Dibujo que mezcal el símbolo de la paz y la Torre Eiffel elaborado por Jean Jullien.

Dibujo que mezcal el símbolo de la paz y la Torre Eiffel elaborado por Jean Jullien.

El viernes 13, París sufrió. Y más de una vez. En concreto fueron siete los ataques que sufrió la Ciudad de la Luz a lo largo de los distritos 10 y 11. Bares, restaurantes, un estadio y una sala de fiestas. El IS, o Estado Islámico, golpeó sin miramientos a la capital francesa. Pero la respuesta de las redes sociales ayudó a sobrellevar mejor la tragedia. Twitter, la red de microblogging, pronto se reorganizó bajo varios hashtags para ir informando de la situación. Tres de ellos fueron: #Parisattacks, #PrayforParis y #Porteouverte. En el primero, iban cayendo en cascada las últimas informaciones sobre lo que estaba ocurriendo. Captura de terroristas, entrada del GIGN en la ya conocida sala Bataclán o la evacuación del estadio de fútbol Saint-Denis.

#PrayforParis intentaba animar, ya fuere con imágenes, frases o minutos de silencio a aquellas familias y amigos que habían sufrido una pérdida de un ser querido en uno de los múltiples ataques de los distritos. Conocida es ya la imagen de Jean Jullien en la que mezclaba la Torre Eiffel, estructura icónica de la ciudad, con el símbolo de la paz. En un minuto realizó los trazos y en poco más de media hora todo el mundo compartía la foto. Quizás el hashtag más importante dutrante la noche del viernes 13 al sábado 14 fuera el de #PorteOuverte. Los parisinos, en un acto de buena fé y humanidad, ofrecían sus casas para que, quién se encontrase lejos de la suya, pudiese refugiarse y estar a salvo. “Si usted está en el distrito 19, y se pregunta si puede quedarse en casa, estoy en Laumière. Ponte en contacto por mensaje privado”.

safety

Botón que habilitó Facebook para conectar con amigos en París.

Por su parte, Facebook en un principio habilitó un botón de estado para la gente que se encontrase en París, confirmase que se encontraba bien. Facebook detecta por la dirección de internet que alguien se encuentra en la capital gala. Nada más abrir la red social, se habilita un botón para confirmar si estás bien o mal. Entonces el perfil se actualiza y a todos tus contactos le salta una notificación en la que aparece que tu amigo se encuentra a salvo.  Este botón lo inauguró Facebook para la catástrofe del Nepal y se ha ido usando para los sucesivas desastres naturales como el terremoto de Chile o el huracán Patricia.

En Youtube también hubo movimiento. La página de videos habilitó, nada más abrir su web, un botón de última hora que llevaba a France 24, el canal de noticias francesa 24 horas, que iba actualizando y subiendo vídeos cada poco tiempo. Además, los árabes se defendían de la más que posible futura Islamofobia bajo otro hashtag #NotInMyName o no en mi nombre, desligándose así de los ataques bajo el nombre de Alá del IS. En definitiva, las redes sociales dieron todo lo mejor que tenían para intentar sobrellevar la masacre de la mejor manera posible. Ayudas, últimas horas o comprobación del estado de tus amigos. Una vez más, el paraguas de las redes sociales, amparó a muchas personas.