banner-gris-ancho-con-tipo-britanicprUn día de finales de marzo llegaba El Acróbata a las extensas e interminables redes de internet. Lo hacía con un objetivo y una meta, hacer periodismo y hacerlo bien. Nos prometimos huir de todo tipo de sectarismo, del pseudo periodismo de bufanda, del que busca el clic y el que sacrifica la calidad por la inmediatez. Y así creemos que lo hemos hecho durante todo un largo y duro año. Eso sí, se hizo mucho menos duro gracias a vuestra ayuda.

Poco a poco habéis ido caminando con nosotros en este apasionante y durísimo mundo del periodismo, un camino lleno de esfuerzo que sin vosotros habría sido imposible. No hemos mirado demasiado los números, ni los financieros ni los de audiencia, una de las cosas que teníamos más claro es que si alguna vez los números superaban nuestras ganas de hacer periodismo, de contar historias todo esto habría perdido el sentido. Un objetivo humilde y algo loco pero que hemos defendido día tras días, y seguimos haciéndolo. Por eso os queremos dar las gracias. Sin cada uno de vosotros, sin vuestro apoyo y refuerzo, sin vuestra critica y exigencia, esto habría sido imposible.

Por eso, como nos gusta el lector crítico, exigente, inconformista y vanguardista y nos enorgullece contar con ese lectores en esta aventura hemos decidido en este momento tan especial hacer una breve parada. Un descanso momentáneo para poder levantarnos mejor mañana y plantar al menos otro año de batalla por lo que amamos, contra todos los males que últimamente ahogan esta profesión tan bonita y necesaria.

Vamos a cambiar la apariencia, actualizar todo lo que es El Acróbata pero sin tocar un ápice de nuestra esencia, ni un ápice de eso que nos ha traído hasta aquí. Pero queremos hacerlo bien, queremos que cada año seamos más los acróbatas, ofreciendo más y mejor periodismo del que a los lectores gusta leer y a los periodistas escribir. Solo os pedimos firmar un pequeño trato, nos dais un pelín de tiempo con paciencia, tranquilidad y confianza, y nosotros prometemos, en nada de tiempo, que os traeremos un ‘El Acróbata’ actualizado, mejorado y esencial para que disfrutéis aún más de esta aventura loca y contracorriente que emprendimos hace un año.

El primer día nos propusimos llegar lo más alto posible, hacer el mejor periodismo posible. Como ya sabéis, es imposible ir tan lejos sin hacer alguna parada en el camino.

MUCHÍSIMAS GRACIAS POR ESTE AÑO, NOS VEMOS EN UNOS DÍAS. AÚN NOS QUEDAN MUCHAS HISTORIAS DE LAS QUE HABLAR.