Cartel promocional de Efímera, Love of Lesbian

Cartel promocional de Efímera, el último proyecto de Love of Lesbian

Lo último de Love of Lesbian no se escucha, se vive. Y lo hace desafiando todas las vías de comunicación del mundo digital en el que nos encontramos, rompiendo todos los esquemas de la industria musical 2.0. Imposible de compartir, retuitear o descargar. Imposible de encontrar en YouTube o en Spotify. En esta ocasión, Internet no es el canal de distribución seleccionado. Para disfrutar del nuevo single del grupo catalán, será preciso trasladarse hasta un determinado lugar, con el objetivo de ver, sentir y experimentar una sensación única. “Es casi como una peregrinación del fan para ver algo muy concreto, como quien va a ver esa estatua determinada en ese sitio determinado sabiendo que es la original”, asegura Santi Balmes en el making off de su último tema. Esta vez, la plataforma elegida, sorprendentemente, es un centro cultural.

Efímera, el nuevo trabajo del grupo musical, aterrizó en el Arts Santa Mònica de Barcelona en septiembre, con una media de 150 visitantes por día durante un mes. Ahora ha llegado a Madrid, a La Casa Encendida, donde se quedará hasta el domingo 1 de noviembre (la entrada es libre). Esta es la única oportunidad que tendrán los seguidores de Love of Lesbian de disfrutar, escuchar y sentir en primera persona el videoclip del tema inédito, el primero que se ha grabado en 360 grados con la ayuda de 14 cámaras. Unos recursos que permiten a cada visitante vivir una experiencia diferente al  resto. “Es muy posible que cuando el espectador salga haya vivido una historia completamente diferente a la vivida por otra persona. Habrá detalles que nos llamen la atención, otros que pasemos por alto… Tendremos 360º donde movernos, mirar e interactuar con ese videoclip, con ese entorno que hemos creado para Love of Lesbian”, comenta en el mismo making off el director creativo, Carlos Zorrilla.

Esta innovadora manera de grabar y distribuir un tema entre sus seguidores se presenta como una revolución musical única, un viaje directo a la mente de los artistas, que ha sido posible gracias a la colaboración de Red Bull.

“Aunque la música es intangible, nosotros queríamos darle una vuelta de tuerca haciendo un guiño a lo que era la música del siglo XX. Esa forma física, ese objeto”, asegura el vocalista Santi Balmes. Tal y como dice el guitarrista Juan Saldiarraga, “las canciones ya no son canciones, ahora son archivos transmitidos en Internet”.

Con la idea de crear una canción que fuera ‘efímera’, con un tiempo de vida limitado –de ahí que no quieran distribuirla a través de Internet-, nació el nuevo single del grupo catalán, inmerso ya en el disco que saldrá a la venta en marzo y que no incluirá, en principio, esta canción.

Una cápsula negra de extrañas formas geométricas y dimensiones contruida única y exclusivamente para exponer Efímera recibe a los fans de dos en dos. El original recinto y las gafas Óculus de Samsung, las Gear VR, facilitan la inmersión total en el universo que ha logrado crear Love of Lesbian de manera original e impecable. Primeras imágenes, primeros acordes. Y en ese momento la inconfundible voz de Santi Balmes habla directamente al corazón. “¿Y si pudieras por unos minutos viajar a una canción? ¿Y si te dijera que es solo aquí y ahora?”.  No miente. Es definitivo, ya formas parte de esa aventura sensorial. No eres un mero espectador. Ahora experimentas en primera persona esa sucesión de imágenes, que bien podrían ser recuerdos. Un insólito viaje por la creatividad de sus músicos. “Por primera vez hemos creado una canción a sabiendas de que iba a estar representada de una manera conjunta y homogénea con un videoclip, que te va a envolver”.

En el making off de Efímera, el vocalista de Love of Lesbian explica lo que supone para el grupo este nueva aventura, que bien “podría estar sucediendo en el cerebro de los creadores del tema”. “Algo así”, prosigue, “como abrir la puerta de tus habitaciones psíquicas y dejar que la gente entre hasta el fregadero”. Este grado de exposición “es el punto de excitación que te hace salir de esa zona de comfort que a veces es peligrosa porque al final caes en hacer lo de siempre. Esa sensación de estar un poco en peligro, de sentir que tu intimidad ha sido profanada… es un poco lo que nos excita”.

Efímera es, en definitiva, una nueva manera de entender la música. Una apuesta arriesgada por sorprender e ilusionar a los seguidores, por innovar. Gracias, Love of Lesbian, por invitarnos a ese viaje sensorial por los pasillos de vuestra imaginación y por hacerlo con cada uno de los sentidos activados. Gracias por construir una experiencia inolvidable en 360º. Y gracias por crear, sin duda, uno de los mejores temas de vuestra discografía. Dejad que Efímera sea eterna.