El 26 de junio de 2015 se escribía otra página en la Historia. Una página de vital importancia para el colectivo homosexual. El Tribunal Supremo de los Estados Unidos aprobaba por un voto de diferencia, cinco votos frente a cuatro, el matrimonio entre parejas del mismo sexo, sea cual sea el estado y sus leyes previas.

La decisión del Tribunal Supremo ponía fin a una larga lucha a favor del colectivo LGTB. Así lo anunciaba el presidente Barack Obama en su cuenta de Twitter, @POTUS, con un ‘hashtag’ que se hacía rápidamente viral en las redes: #LoveWins

Captura de pantalla 2015-07-01 a las 10.14.41

A diferencia de otros países donde se aprobó el matrimonio homosexual antes, como pudiera ser España en 2005 o más recientemente Irlanda, en Estados Unidos la mayoría de reacciones fueron positivas. El nuestro fue el tercer país en legalizar este tipo de matrimonio, tras los Países Bajos y Bélgica.

Europa se encuentra a la cabeza, salvo contadas excepciones, en cuanto al respeto de los derechos de los homosexuales. El top 3, aquellos países que más rápido aprobaron el matrimonio entre personas del mismo sexo, está formado por Países Bajos, Luxemburgo y Suecia. En contraposición se encuentran los países de Europa del Este y las antiguos países satélite de la URSS. Rusia, Lituania y Eslovaquia son los más homófobos. Llama poderosamente la atención que en Hungría, un 23% de la población se mostraba neutral ante ello. En el continente americano,  Canadá, Uruguay, EE.UU, Argentina, México y Chile son, en ese orden, los países donde se aceptan las uniones entre personas del mismo sexo.

Captura de pantalla 2015-07-01 a las 9.58.44

Dicho ‘hashtag’ se hizo tendencia en todo el mundo y la red social usada por Obama para lanzar el mensaje se afanó en añadir a #LoveWins un emoticono de un corazón con los colores del arcoiris. La decisión fue muy celebrada en las redes sociales, así como por las celebrities, que quisieron mostrar su apoyo a la resolución del Tribunal Supremo. La candidata demócrata Hillary Clinton también se mostró a favor de la decisión del alto tribunal con un escueto pero sonoro ‘Proud’ (Orgullosa) en la red de microbloggin. Una red social que, de un momento a otro, se llenó de fotos de perfiles con la bandera multicolor. Desde la cuenta oficial de la Casa Blanca, pasando por periódicos, revistas online o la propia cuenta de Twitter. Lo mismo hizo Facebook, que puso al servicio del usuario un redireccionamiento mediante el cual se podía escoger una foto de perfil y aplicarle un suave filtro con la bandera homosexual.

Muchos rostros conocidos se sumaron a la felicitación del colectivo LGTB por su lucha, pero de la cantidad abrumadora de mensajes de felicidad y armonía cabe destacar un par de ejemplos. El actor californiano y ex gobernador del estado de California -uno de los 35 estados que reconocía el matrimonio desde 2013-, Arnold Schwarzenegger, quiso homenajear ese día tan especial aplicando el citado filtro especial de la red social de Mark Zuckerberg. El actor usó el filtro y se cambió la foto de perfil. Un usuario homófobo mostró su descontento y le puso “What’s wrong with U Arnie? I have to unlike” (¿Qué pasa contigo Arnie? Tengo que dejar de seguirte) a lo que el actor le contestó con una de sus célebres frases de cine de la película Terminator 2: “Hasta la vista”.

Captura de pantalla 2015-07-01 a las 9.56.36

Por su parte, el actor británico Sir Ian McKellen decidió expresarse mediante un ‘vine’. El actor, famoso por sus papeles como el Dr. Xavier en X-Men o Gandalf en la trilogía El señor de los anillos, subió un vídeo de seis segundos en el que, con confetti de colores y acompañado del también actor Derek Jacobi, celebraba la decisión del Supremo, mientras sonaba de fondo el tema We are the champions de sus compatriotas británicos Queen.

En España también se vivió con felicidad y alegría la buena nueva norteamericana. Las banderas multicolor fueron colgadas en multitud de ayuntamientos e incluso en Madrid el monumento de la Cibeles se iluminó con la bandera multicolor. La recién nombrada alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, simplemente subió la foto y puso dos hashtags: el ya mencionado #LoveWins y #Orgullo2015. Una usuaria de Twitter mostró su descontento hacia el juego de luces, alegando que su coste se podría haber usado en otros menesteres, como dar de comer a familias con pocos ingresos. A lo que Manuela le respondió lo siguiente:

Captura de pantalla 2015-07-01 a las 10.19.05