Acto Chunta Aragonesista con Labordeta

Acto Chunta Aragonesista con Labordeta

Parece cada vez más claro que, siempre según las encuestas, España camina cada vez más hacia un cuatripartito. Los dos nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos, surgidos con mucha fuerza gracias al agotamiento de los dos grandes, PSOE y PP, se han colocado en todas las encuestas con mucha autoridad, pero han eliminado casi del mapa a los otros partidos minoritarios que con un símil darwiniano se han visto superados por la evolución. De ahí que parezca que lo que era un juego de dos, derecha e izquierda de centro, se haya abierto a unas bandas algo más complejas y totalmente nuevas pero que con ellas se acaba el espacio para jugar.

Partidos pequeños no parecen tener hueco en un país donde lo que, según las encuestas, gusta, es que haya posibilidad real de victoria. Si no hay números para ganar no merece darle tu confianza. En una nación donde la competición futbolística es un mantra, los empates o el quedar en media tabla sirve de poco, hay que tener opciones de Europa, al menos, para que merezca la pena animar. Pero como en nuestra liga hay equipos, zonas, ciudadanos, que se niegan a acortar tanto el campeonato y a dejar todo en manos de cuatro.

Organizaciones menores que pese a todo, pese a las nuevas mareas que les pasan por derecha e izquierda, aguantan como jabatas en sus posiciones de media tabla agarradas sobre todo a un voto fiel ganado a base de calle y mucho regionalismo. Son los asientos discordantes, los que apenas hacen ruido pero siguen ahí.

Aguantan en territorios con un fuerte arraigo regional o territorial en los que aún defender el nombre local da votos. Zonas en las que los grandes partidos no son capaces de ganarse a todos los electores enamorados de su tierra y donde no gusta que lo que haya que hacer se diga desde Madrid. Ellos tienen su hueco lejos de los focos para, en teoría, pelear por la gente de la tierra, porque como dijo Revilla (Candidato y presidente del Partido Regionalista de Cantabria) les pone su región.

ARAGÓN

Aunque no llegan al nivel de zonas como Euskadi o Cataluña, donde los nacionalistas son partidos de mayorías gracias al cariz identitario de esas regiones. En otras como Aragón sigue habiendo un cierto arraigo regionalistas que se convierte en clave en elecciones tan apretadas como las del día 24.

Los partidos aragonesistas son clásicos en la política española. Han tenido incluso escaños en Madrid hasta hace poco, con personalidades tan carismáticas como el fallecido cantautor Labordeta, que llevó a sus cotas más altas de votos a la Chunta Aragonesista.

Aunque están en clara caída debido a la pérdida de fuerza en las decisiones regionales aún mantienen un buen poso de votos dos partidos. La Chunta Aragonesista y El Partido Regionalista de Aragón. Dos partidos con distinto cariz ideológico pero con el mismo objetivo de defender los intereses de los aragoneses frente a la pujanza de los partidos nacionales. Mientras la Chunta tiene un ideario más de izquierdas, el PAR se suele ver como una organización más orientada al centro derecha.

En cuanto a votos, según los sondeos, el partido de Labordeta, comandado por José Luís Soro se quedaría en 2 o 3 escaños lastrado por la pujanza del Podemos de Echenique, mientras que el PAR de Arturo Aliaga mantendría mejor el tipo con los 4 o 5 escaños que ya tenía en 2011. Ambos partidos perderían votos en las urnas pero volverían a ser claves en unas elecciones que se prometen muy ajustadas.

Sondeo Aragón

Sondeo Aragón

NAVARRA

La situación estratégica y singular de Navarra ha ayudado a que los partidos grandes siempre tuvieran que lidiar con partidos de la región para poder gobernar. Tanto lo necesitaron que el propio Partido Popular estuvo gobernando varios años allí presentándose en coalición con la Unión del Pueblo Navarro hasta que por diferencias internas se separaron. Ahora el UPN es un partido aparte que sigue con la mayoría navarra pero debido a la fragmentación del voto tiene muy complicado repetir mandato. A sus lados han crecido nuevos partidos y otros menos nuevos que han creado un batiburrillo de siglas en una Comunidad siempre muy dividida.

Actualmente 8 partidos podrían tener presencia en la Asamblea foral de Pamplona, siendo los cuatro grandes más cuatro regionales. Entre los regionales estarían el ya citado UPN, EH Bildu, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra. Todos menos I-E tendrían un importante peso relegando a los partidos nacionales a posiciones inferiores.

Mientras UPN ganaría con 14 escaños, el Geroa Bai, de la política mejor valorada de toda España, Uxue Barkos, llegaría a 9 escaños y Bildu se quedaría en 7. El Gobierno podría decidirse en múltiples pactos pues ninguna coalición de dos grupos bastaría para llegar a la mayoría.

Sondeo Navarra

Sondeo Navarra

BALEARES Y CANARIAS

Otro de los territorios clásicos del regionalismo son las islas. Baleares siempre ha contado con un fuerte regionalismo dividido entre las islas que forman el archipiélago y los partidos insulares han llegado a tener una posición importante siendo socios de Gobierno de los grandes grupos, participando incluso en importantes casos de corrupción. En la actualidad cuatro serían las organizaciones que quedarían vivas después del 24 de mayo. Gent per Formentera, el PI y Més per Mallorca y Ciudadanos de Menorca.

Cada isla tendría su representación en la Cámara Autonómica aunque con diferente peso. Mientras el MES tendría unos 6 escaños, tanto el PI, GxF y CM se quedarían en uno o dos asientos. Podrían llegar a ser decisivos si como parece existe un empate técnico entre izquierda y derecha.

Sondeo Baleares

Sondeo Baleares

En Canarias no ocurre exactamente lo mismo ya que no todas las islas cuentan con su propio partido sino que existe uno muy asentado, la Coalición Canaria de Paulino Rivero queseguiría como segunda fuerza con unos 16 escaños. Por otro lado estaría el Partido creado por una escisión más socialdemócrata de la Coalición, Nueva Canarias que subiría un escaño hasta los 5.

La atomización de los votos provocaría un problema en Canarias ya que habría que llegar a pactos a tres bandas para conseguir un gobierno estable y los partidos regionalistas serían claves para poder llegar a ese gran pacto.

Sondeo Canarias

Sondeo Canarias

CANTABRIA

Cantabria es la tierra de Revilla y de su Partido Regionalista de Cantabria. Nunca ha sido primera fuerza pero ha gobernado bastantes años una Comunidad, algo que pocos pueden decir. Un partido que puede ser el ejemplo a seguir de todos los regionalistas, ser bisagra para mantenerse siempre arriba. Y este 2015 parece que volverá a cumplir sus metas, quedará segundo y parece que todo apunta a que volverá a formar parte del Gobierno.

A pesar de los bolos televisivos de su líder, no tiene pinta de que eso le vaya a dar mejores resultados, todo lo contrario volverá a bajar, pero sus rivales no son lo suficientemente fuertes como para quitarle esa segunda posición privilegiada. El gurú de la política española volverá a salvarse unas elecciones más.

Según todos los sondeos, el PRC volverá a quedar segundo con unos 9 escaños que bastarían para formar gobierno si llegase a un pacto con el PP. Es uno de los partidos regionalistas que sobreviven con mejor salud en una región con no demasiada carga identitaria.

Sondeo Cantabria

Sondeo Cantabria

CASTILLA Y LEÓN Y LA RIOJA

En la mayoría de casos hablamos de partidos regionalistas que a pesar de no tener una gran presencia en medios nacionales ni en la vida política estatal si son fuertes en sus zonas y tienen una gran red territorial. Pero los casos de Castilla y León y La Rioja son muy singulares pues en zonas donde la presencia de los grandes partidos es casi hegemónica unos pequeños grupos políticos sobreviven pero puede que no lo hagan a partir de este 24 de mayo. La llegada de los nuevos grupos puede acabar con el hueco de Unión del Pueblo Leonés y el Partido Riojano en sus Cámaras Autonómicas.

Ambos tenían presencia en los consistorios de 2011 pero parece que no podrán aguantar esos asientos después de que Podemos y Ciudadanos hayan desembarcado en sus territorios. Aunque estará bastante reñido según las encuestas.

Mientras que el Partido Riojano se podría quedar a las puertas del consistorio con casi el 5% de los votos de sus paisanos, la Unión del Pueblo Leonés se quedaría sin sitio con un 2%. Ambos tienen aún opciones de aguantar pero dependerá mucho de las dos nuevas formaciones y de la movilización de su electorado en sus regiones.

Sondeo Castilla y León

Sondeo Castilla y León

Sondeo La Rioja

Sondeo La Rioja