Irene X

Irene X

Seguramente hayas escuchado hablar de ella aunque no sepas muy bien donde, ni le pongas caras. Es bastante posible que alguien te haya recordado que lee a una tal Irene X que es joven, 25 años, escribe poesía y tiene éxito, aunque la misma autora no deja de dudarlo. Desde que en 2013 esta Irene con apellido indescifrable saltara al mundo editorial con El Sexo de la risa todos los jóvenes amantes de la poesía, o al menos la mayoría, saben quién es y con que claridad escribe, aunque pocos le reconozcan por la calle. Y parece que en esa mezcla de misterio y transparencia es donde le gusta vivir a esta joven que no deja de repetir que es mucho más normal de lo que otros quieren imaginar. Una chica amante de la literatura y la poesía que le gusta ser feliz con lo que ama.

Nacida como poeta en Internet, empezó divulgando sus versos en un blog, que sigue actualizando con asiduidad, de forma totalmente personal, tan personal que lo deja bien claro desde el título de la bitácora mellamoirene. Sin intención de pasar de ahí parece que los lectores le llegaron a ella incluso aunque la joven no los quisiera, la gente se empezó a enganchar a sus poemas diferentes, sexuales, claros, viscerales, sin que Irene supiese muy bien por qué.

Convertida en uno de los nombres propios de este boom poético que viene pisando fuerte desde la red y ahora se hace con las estanterías de las librerías, lleva ya dos poemarios publicados (El Sexo de la risa Grecia) e intenta quitar hierro al asunto de la web, y hasta critica esa manía por los followers que se viraliza. No se muerde la lengua a la hora de decir que esta nueva moda hace más mal que bien a un mundo y un concepto como la poesía que para ella es un genero literario más, demasiado ahogado y exprimido ahora mismo. Una poeta diferente y especial que no deja a nadie indiferente y que en El Acróbata hemos querido conocer un poco más.

Irene X es una especie de nombre oculto para mantenerse en el anonimato, pero ahora prácticamente todo el mundo que esté interesado en la poesía te conoce. ¿Cómo lleva una joven poeta de 25 años esta fama? ¿Cómo llevas que todo lo que escribas y hagas tenga una repercusión tan grande?

No reconozco este acontecimiento como fama. Habría que preguntarle al que de verdad la padezca cómo la lleva. Yo vivo en mi ‘realidad’ – si es que así puede llamarse – de siempre. Todo lo que escribo es mucho y la mayoría se queda en casa. Malo que todo lo que escribamos esté expuesto, algo estamos haciendo mal si no tenemos una carpeta llena de ‘mierda reciclada’. Y bueno, si lo que sale, tiene repercusión: bienvenida sea. Algo, lo que sea, se está haciendo bien.

Portada 'El sexo de la risa'

Portada ‘El sexo de la risa’

En a penas dos años has publicado dos poemarios, has sido líder de ventas, por lo menos en el terreno de la poesía, y te has convertido en una escritora muy respetada tanto en Internet, como en las calles y en las ferias ¿Creías en algún momento que podrías llegar a conseguir estos hitos? ¿Por qué crees que tu poesía ha llegado tan lejos y gusta a tanta gente?

A lo de muy respetada habría que ponerle comillas. Yo diria muy querida. A veces el respeto es otra cosa. No, no lo creí en ningún momento. Yo vivía en la idea idílica de un blog que era mi habitación y esa habitación a la que dejas entrar a los amigos que todavía no conoces, pero con los que sabes que compartes ciertos miedos o tristezas. Creo que ha llegado lejos precisamente gracias a estos amigos, que se la van pasando como un papelito con un rumor en clase. Y a la constancia y al trabajo y a todos los que están detrás.

¿Cómo consigues gestionar estos logros para que no afecten a tu vida personal ni a tu poesía?

Cuando consiga que no me afecten, te contesto a esta pregunta.

¿Ha cambiado mucho tu poesía desde que publicaste ‘El sexo de la risa’? ¿Qué es lo mejor y lo peor que te ha pasado desde que desembarcaras en el terreno editorial?

Mucho, también han cambiado mucho mis circunstancias. Uno escribe de lo que le atraviesa, la imaginación no funciona tan bien como la realidad a la hora de coger un papel. También la edad, las épocas, la gente que te rodea. Lo mejor y lo peor: las personas.

Tienes miles de seguidores en tus redes sociales, ¿que son para ti las redes sociales? ¿Qué ha significado Internet para tu carrera literaria?

Las redes sociales: un medio de difusión brutal. Qué han significado: un empujón, una plataforma de comunicación, otro medio de expresión.

Tu eres uno de los mejores ejemplos que demuestran que algo está pasando en la poesía y que viene de Internet ¿Cómo ves este fenómeno en el que autores, muchos de ellos muy jóvenes, tienen una repercusión en la red tan grande que sobrepasa la de muchos autores consagrados y galardonados? ¿Crees que ahora importa más el número de followers que la calidad de los poemas?

Nunca. Vamos a ver, ¿importa la belleza de un pueblo/ciudad por su número de habitantes? Y este ejemplo es una mierda. Nunca. Nunca irá ligada la calidad. Esto es como lo del árbol que cae cuando nadie mira. El talento se tiene no hace falta que nadie aplauda.

Se te define como una poeta que habla de sexo, de sentimientos de forma obvia o incluso infantil pero, ¿cómo definirías tu poesía?

Sincera, oscura y sí; algo infatiloide. Yo no quiero dejar de jugar conmigo misma nunca.

¿Qué poetas clásicos y actuales son tus referentes para escribir? ¿Tienes algún poeta predilecto?

Todas las grandes muertas (me canso de nombrarlas), todos los Panero (todos, todos no, pero el que lea esto sabrá de los que hablo) y aquí me dejo infinitos, pero qué queréis. Actuales soy muy de compañeros, soy muy de Escandar Algeet, leo con admiración y ternura infinita a Silvi Orión. Marcus Versus y María Sotomayor (ya no como mis editores sino como profesionales son unos máquinas) y aquí podría nombrar a cientos de amigos míos y de gente que ni te sonará que se meriendan a muchos grandes y a mucha gente publicada, pero claro, el numerito de followers.

En 2013 publicabas tu primer poemario con a penas 23 años ¿Cómo fue ese primer contacto con el mundo editorial? ¿Te lo propusieron o fuiste tu la que buscaste una editorial donde publicar?

Primero me lo propusieron y pasé, después lo busqué yo y me equivoqué. Já. Hay que saber hacer las cosas a su tiempo. Aunque bueno, ahora todo está en su sitio.

Todo apunta a que es un gran momento para ser poeta, con gente como Marwan o Diego Ojeda reventando las listas de libros más vendidos ¿Se puede vivir solo de escribir poesía?

La poesía da más hambre que de comer. 20 veces habré dicho esta frase. Hombre, si le echas mucho morro… Habrá quien lo haga.

Después de estos años locos y de gran éxito te hacemos la misma pregunta que ya hicimos a Elvira Sastre ¿Qué es para ti, ahora mismo, la poesía?

Lo que ha sido toda la vida. Un género literario capaz de convertir una mota de polvo en algo bello, pero vamos, un género literario. Por Dios, que la dejen respirar.