maxresdefault

Imagen de Jessica Jones, serie original de Netflix.

Se acerca el invierno, con ello el frío y la lluvia. Pero también se acercan las nuevas series, nuevas temporadas que aspiran a mantener la cresta de la televisión de calidad de los últimos años. El buen estado de forma de la ficción en la pequeña pantalla presenta varios nombres propios, ya han regresado algunas de las series más longevas del panorama, como Castle, que parece no cansar a sus fans más acérrimos con su noveno año. Así como otras que vuelven tras una primera temporada de éxito, ahí resalta Gotham y sus nuevos episodios que seguirán contando los inicios policiales del futuro comisario Jim Gordon así como la adolescencia de un imberbe Bruce Wayne años antes de convertirse en Batman. Grimm o Elementary son otras de las veteranas. De superhéroes se sigue nutriendo la industria, como demuestra el plato fuerte de noviembre.

Superhéroe, más que un traje

Jessica Jones supone un nuevo paso en la jugada maestra que Netflix empezó con su versión de Daredevil –de la cual ya se conoce tráiler de la nueva temporada-. Había expectación por preguntarse cuál sería el superhéroe o superheroína que amenazase la cima de diversión y calidad que propuso con gran éxito el rojizo héroe de los calles de Nueva York. Y resulta que el enemigo estaba en casa. Lo que de momento se puede ver del producto Marvel son nuevas dosis de realismo y ficción  a partes iguales. Esa fue la clave de Daredevil, no dejarse llevar por los argumentos más básicos de las historias de superhéroes, dando vida a los personajes y haciendo de su condición sobrehumana tan sólo un detalle de la historia.

Krysten Ritter asume el papel protagonista. Una superheroína con facilidad para repartir justicia con mano dura y vacile al mismo tiempo. Tras un oscuro secreto a resolver durante la serie, Jessica Jones se convirtió en detective privado. Sus habilidades superan con creces la de una persona normal, sin embargo, ha decidido dedicarse a la investigación. En frente tendrá a uno de los actores británicos más reconocidos tanto en las islas como en Estados Unidos, David Tennant. El que otrora interpretará al Doctor en la icónica serie de la BBC, Doctor Who, se pone en la piel de uno de los personajes más desagradables creados por Marvel, el hombre púrpura. Con una fuerza nada por encima de lo común, el súper poder del enemigo de Jessica Jones reside en su poder de persuasión, siendo capaz de doblegar la voluntad de los demás a su antojo y así convertirlos en esclavos para todo tipo de maldades.  Tennant, cuyo último trabajo en la televisión fue la segunda temporada de Broadchurch –la tercera se encuentra en rodaje, se espera su emisión para el verano del 2016- cambia de registro interpretativo, convirtiéndose en el antagonista de la serie.

La versión serial de Jessica Jones la podrán disfrutar en España los que contraten los servicios del recién llegado Netflix a partir del 20 de noviembre. El nuevo estilo marcado por la compañía de servicios de televisión permitirá que sus usuarios puedan disfrutar del tirón de toda la temporada, ya que encontrarán todos los episodios subidos desde el momento de su estreno.

El regreso de Homeland

AVISO, PUEDE CONTENER SPOILERS.

Homeland_Season_5Carrie Madison capitanea de nuevo el desembarco de los espías más internacionales del momento. Tras una cuarta temporada que se distanció –con gran criterio- de lo sucedido en las primeras sesiones, un salto temporal de dos años nos sitúa en un contexto completamente diferente al que nos habíamos acostumbrados. RECUERDA, SPOILERS. Carrie Madison ya no trabaja para la CIA, se ha mudado al sector privado, pero evidentemente los guionistas encuentran una forma de reenganchar la trama. Claire Danes retoma el papel que más premios y buenas valoraciones le ha dado en su carrera, que tras protagonizar Romeo + Julieta junto a Leonardo DiCaprio años atrás parecía estancada.

Estrenada desde octubre, Homeland no ofrecerá la tensión inicial que colocó su llegada a la televisión como una de esas series llamadas a hacer época. Sin embargo, parece mantener una calidad más que notable en una ficción que tiende a envejecer mal y a repetir los mismos errores. El equipo de guionistas, gran parte traídos desde la exitosa –y venerada por muchos- serie 24 y su protagonista Jack Bauer, mantiene el bloque junto a varios de los veteranos actores, incluido Mandy Patinkin en su papel de Saul Berenson.

Adiós, CSI Las Vegas, adiós

Aunque la serie en sí ya ha llegado a su fin, un episodio final de más de dos horas ha marcado el sello definitivo a 15 temporadas de emisión. Lejos del efecto dominó que aplastó a sus competidores en el 2000, CSI Las vegas, el original, había sobrevivido con magulladuras y pérdida de audiencia en su camino a la marcha de los personajes más populares de la serie como Grissom. Sufriendo el desgaste normal al llevar tantos años en pantalla, sumado al que produjo tener una versión nueva cada pocos años: CSI Miami, CSI Nueva York, la próxima CSI Cyber… la nostalgia ha sido la vía elegida para dar fin a la serie que se iniciaba con los Who cantando “Who are you?”. La vuelta de Grissom para la TV Movie fue el último gran guiño a los fans de una ficción que marcó el camino a los NCIS, Bones y un largo etc.