Evolución del Ibex 35 en el último año / Fuente Bloomberg

Evolución del Ibex 35 en el último año / Fuente Bloomberg

2015 pasará a la historia como uno de los ejercicios más convulsos de la serie histórica en el mercado petrolero y 2016 no parece que vaya a mejorar. El inicio de año ha sembrado el pánico en los mercados. A la caída constante en el precio del crudo hay que sumar la crisis bursátil de China que ha teñido los mercados de ‘rojo’ en las últimas semanas. En total, en lo que va de año, las bolsas mundiales han perdido 4 billones de euros en capitalización.

Sólo el Ibex 35 ha superado en quince días las pérdidas bursátiles acumuladas en todo 2015. El selectivo español cerró el pasado viernes con un descenso del 2,78%, encadenando tres sesiones en negativo y estableciéndose en los 8.543 puntos. De las primeras diez jornadas del año, el parqué español ha cerrado siete de ellas en ‘rojo’, lo que le ha llevado a perder más de 1.000 puntos desde el pasado 31 de diciembre.

Sin duda, el desplome de los precios del petróleo han influido en la negativa evolución de los mercados. En los últimas días, el valor del crudo ha alcanzado cotas que no se recordaban en más de una década y los expertos pronostica que seguirá cayendo en los próximos meses. ¿Por qué el barril de cotiza a un cuarto del valor que tenía hace un año? ¿Hasta dónde puede caer? ¿Qué efecto tiene esto en los países exportadores? ¿Y para España? A continuación daremos respuesta a todas estas preguntas, y otras más, que a buen seguro os habéis estado haciendo las últimas semanas y meses.

¿Por qué se ha desplomado el precio del petróleo? 

Hay más petróleo en circulación del que el mercado puede digerir. El empuje de una oferta que no deja de crecer y la todavía débil demanda, que aumenta a un ritmo mucho menor que en anteriores recuperaciones económicas, ha llenado los inventarios de crudo en todo el mundo hasta máximos históricos y ha llevado al precio a su nivel más bajo en una década. El banco de inversión estadounidense Goldman Schas calcula que este año la sobreabundancia de petróleo en el mercado será de 580.000 barriles diarios.

El aumento del petróleo en circulación obedece, principalmente, a dos factores: la consolidación de Estados Unidos como una potencia petrolífera de primer orden -superando a Arabia Saudí como primer productor a nivel mundial- gracias a la técnica por fractura hidráulica conocida popularmente como fracking; y la falta de acuerdo entre los países de la OPEP (Organización de Países Productores de Petróleoo) para estabilizar el precio del crudo. Su última reunión, celebrada el pasado mes de diciembre, terminó sin acuerdo después de que Arabia Saudí, en pleno pulso con EEUU por el liderazgo del mercado, e Irán se negasen a dejar de bombear barriles.

Evolución del precio del petróleo en el último año / Fuente Bloomberg

Evolución del precio del petróleo en el último año / Fuente Bloomberg

¿Hasta dónde puede caer el precio? 

Desde 2014, cuando el precio del barril cotizaba alrededor de los 115 dólares, el valor del crudo se ha desplomado un 73%. El pasado viernes, el precio del barril de Brent, el de referencia en Europa, se hundió hasta los 28,94 dólares tras acumular una caída del 6,7% en la sesión. Este retroceso sitúa el valor el oro negro en su nivel más bajo desde 2004. Pero, ¿hasta dónde puede caer el precio? La respuesta es sencilla: el precio seguirá a la baja hasta que se destruya oferta suficiente o se genere una demanda suficiente para equilibrar el mercado. Algunos analistas, como Goldman Sachs, creen que el crudo puede llegar a caer hasta los 20 dólares por barril.

¿A quién beneficia esta situación?

Evidentemente, un petróleo barato beneficia a todos aquellos países con una elevada dependencia energética del exterior. Es el caso de España al que la caída del crudo le permite ahorrar de forma notable en su factura energética y equilibrar su balanza comercial. Nuestro país únicamente produce un 0,2% del petróleo que consume lo que ha permitido, según ha declarado el ministro de Economía, Luis de Guindos, de mantenerse el precio del crudo en los niveles actuales el país podría ahorrarse en el año entre 15.000 y 20.000 millones de euros e impulsar el Producto Interior Bruto (PIB) hasta el 3,5%.

¿A quién perjudica? 

A aquellas economías cuyos ingresos dependen, en gran medida, de la explotación petrolífera. La caída en la cotización del crudo abre una vía en sus cuentas públicas y les obliga a imponer ajustes en el gasto para evitar que se dispare el gasto público. Es el caso de países como Brasil, Venezuela, Rusia… Arabia Saudí, por ejemplo, ha elevado un 50% el precio de los carburantes a sus ciudadanos y podría sacar a Bolsa la petrolera estatal Aramco.

¿Cómo influye en el precio de la gasolina?

El precio del barril de Brent se ha dejado un 41% de su valor en el último año, hasta situarse en 28 euros. Sin embargo, el precio de un litro de gasóleo en España tan sólo se ha abaratado un 12%, hasta los 96 céntimos, y el de gasolina se mantiene en 1,13 euros. De hecho, ya hay 446 gasolineras en nuestro país que ofertan el litro de diesel por debajo de un euro.