En 2001 el fenómeno de las series no era ni una sombra de lo que es en la actualidad, nadie imaginaba que pudiera llegar a aparecer algo como Netflix y la televisión se veía como un lugar poco deseable para los buenos actores. Las producciones contaban con no mucho dinero y la oferta se repartía entre comedias, alguna producción histórica y las telenovelas. Pero de repente apareció Hermanos de Sangre, y todo saltó por los aires.

Band of Brothers, como se llama en inglés, con un presupuesto de 125 millones de dólares, acabó convirtiéndose en una miniserie de 10 capítulos de unos 60 minutos cada uno en los que se cuenta la historia de la Compañía Easy en la Segunda Guerra Mundial. Esta adaptación de un libro de Stephen Ambrose con el mismo nombre que la serie rompió todos los cánones haciendo de cada capítulo una película con presupuestos de unos 11 millones de dólares y una calidad de obra maestra. Capitaneada por la HBO y respaldada por productores como Steven Spielberg o Tom Hanks se puede hablar de que esta miniserie puso una de las primeras piedras del edificio de la edad de oro de las series en la que vivimos ahora.

Una apuesta que contó además con actores de renombre como David Schwimmer (Ross en ‘Friends’) o Michael Fassbender, y una factura visual digna de las grandes superproducciones de Hollywood. Su éxito no tardó en verse y enseguida se pidió una continuación a esta gran obra. La historia de la compañía protagonista, los tan humanos paracaidistas, había terminado pero sus creadores se las ingeniaron para buscar una segunda parte a la serie. Ya se sabe, la Segunda Guerra Mundial da para muchísimo.

The Pacific

Pero se lo tomaron con tranquilidad, tardaron 9 años nada más y nada menos en sacar su segunda temporada. De nuevo una miniserie espectacular con una temática y una trama similar pero aún más impresionante que la primera temporada. Se llamó ‘The Pacific’ y los protagonistas fueron en este caso los militares que lucharon en el frente del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. 10 capítulos de locura total que volvió a demostrar la calidad de esta producción.

Esta temporada contó con 150 millones de dólares de presupuesto, se tardó 3 años en grabar y fue la producción más cara realizada en Australia, donde se grabó gran parte de la serie. Sus recreaciones de batallas como la de Guadalcanal son impresionantes y mostraron el camino para otras superproducciones como Juego de Tronos. Con esta nueva serie lo volvieron a hacer, pusieron otra pieza clave para conseguir montar el mejor momento que vive el mundo de las series en toda la historia. Aunque también se crítico una bajada de calidad respecto a la primera parte de ‘Hermanos de Sangre’ lo cierto es que la trama lo tiene todo y recrea con exactitud y una calidad exquisita lo vivido en el Pacífico. Lo hace como pocas producciones cinematográficas lo han hecho.

El fin y los rumores

Y de repente se acabó, tras los diez capítulos estrenados en 2010 no volvimos a saber nada más de esta producción. Justo en pleno boom del fenómeno seriéfilo una de las series que habían iniciado el camino desapareció sin dejar rastro. Tras el final de ‘Band of Brothers’ la producción también paró por muchos años pero se sabía que de una forma u otra volvería. Pero cuando ‘The Pacific’ acabó todo indicaba el final nada deseado de esta mítica producción. Y lo cierto es que, a pesar de los rumores bastante fundamentados, no hemos vuelto a saber nada de una tercera parte que siga saciando a los amantes de este fenómeno seriéfilo.

Dos años después del fin de la serie, en 2012, empezaron los rumores sobre una tercera parte. En pleno exitazo de la HBO, con producciones como Juego de Tronos empezando a despuntar, todo el mundo pensaba que era cuestión de tiempo que la productora confirmara una tercera parte de ‘Band of Brothers’, pero esa confirmación no se llegó a producir. En enero de 2013 incluso se rumoreó sobre la propia trama que en teoría trataría la historia de la compañía Eighth Air Force una compañía de pilotos que luchó duramente en los cielos contra la temida Luftwaffe alemana, y bombardeó ciudades europeas clave como Berlín, pero ahí se quedó.

Se habló incluso de varios nombres para la serie: ‘Bomber boys’, ‘Masters of Air’… y hasta se dió el nombre del libro en el que se basaría la serie, un libro de no ficción de Donald L. Miller llamado ‘Masters of the Air: America’s Bomber Boys Who Fought the Air War Against Nazi Germany’. Se dijo que contaría la historia de estos ases de los cielos que jugaron un papel clave para la victoria aliada en la guerra.

Pero aún 7 años después seguimos esperando la nueva aventura de Spielberg y Hanks sin saber si al final existirá. Seguimos esperando una nueva historia de guerra y barbarie, una nueva obra maestra de la producción que reviente de nuevo el mundo de las series. Y lo seguiremos haciendo porque el Siglo de Oro de las series no estará completo sin los ‘Hermanos de Sangre’.

Imagen de la Eighth Air Force

Imagen de la Eighth Air Force