legend

Tom Hardy interpretando a los gemelos Kray en Legend.

Una gran generación de actores británicos se ha instalado en las taquillas de Hollywood y en las críticas como una de las más talentosas de los últimos años. Actores que se sitúan en la actualidad entre los 34 y los 40 años y que tantas alegrías están dando tanto dentro de las fronteras de Reino Unido como cruzando el charco. Esa generación liderada por el oscarizado Eddie Redmayne –quien además está nominado por su última actuación en La chica danesa por segundo año consecutivo-, Benedict Cumberbatch –su trayectoria parece imparable tras deslumbrar a la crítica con su papel de Sherlock Holmes en la versión miniserie creada por la BBC-, Tom Hiddleston o Charlie Hunnam. Con matices, también se podría incluir aquí a un todoterreno de la interpretación como Michaek Fassbender nacido en Alemania pero criado en Irlanda. Todos ellos son sinónimo de éxito. Sin embargo, un nombre empieza a oírse ya con total claridad a la hora de señalar a los mejores actores británicos del momento: Tom Hardy.

Hardy se crio en Londres, ciudad que acabaría acogiendo buena parte de las obras que le llevarían a ser conocido como uno de las realidades del cine británico. Actualmente, a sus 38 años se presenta a los Oscars de 2016 con una nominación debajo del brazo como mejor actor de reparto por El Renacido.  Además puede sacar pecho por coprotagonizar dos de las películas más espectaculares –ambas con opciones de ser las triunfadoras de la gala de la academia estadounidense- del año, el film ya citado de Iñárritu y Mad Max: Fury Road de George Miller. En esta última da vida a Max en un nuevo episodio de la saga que protagonizó en los ochenta Mel Gibson –papel que le catapultó a la fama-. Para tal tarea, Hardy estuvo acompañado por Charlize Theron, quien realmente llevó el peso argumental de la trama. Poco a poco, la cinta de Miller fue creciendo en el boca a boca convirtiéndose en una de las grandes revelaciones de la temporada y siendo nominada a mejor película así como a mejor director. Algo extraño tratándose de una película de acción, género que no suele ser premiado ni reconocido por la academia.

12063660_908595629234346_8040831725682643483_n

Hardy, en el papel de J. Fitzgerald, antagonista de ‘El Renacido’.

La otra gran baza de Tom Hardy parece ser también la oportunidad definitiva para Leonardo DiCaprio. Todas las quinielas apuntan a que por fin será el año del actor norteamericano y que podrá llevarse la estatuilla a casa. El Renacido supone un caramelo en las manos de DiCaprio quien tuvo en Hardy su mejor aliado a la hora de crear un duelo interpretativo que lejos de quitar los focos a uno u a otro consigue mejorar el trabajo de ambos. El aspecto físico presentado por el actor inglés en la película es prácticamente irreconocible. Aunque esto no supone una sorpresa en la carrera de Hardy, quien cambió su físico en una espectacular transformación a la hora de interpretar al villano Bane en la tercera parte del Batman de Christopher Nolan, The Dark Knight rises. Para ponerse en la piel de la mente criminal, además de la máscara que le cubría la mandíbula y prácticamente el rostro, tuvo que engordar cerca de 16 kilos de músculo. El acento que utilizó para Bane recuerda al empleado para interpretar al antagonista de DiCaprio en El Renacido, John Fitzgerald, un superviviente que hará todo lo posible por sobrevivir ante la ira de Hugh Glass.

Para cerrar un año 2015 absolutamente meteórico, Hardy estrenó Legend. Película británica que narra la historia de los gemelos Kray, famosos por dominar el Londres de los años 60 y convertirse en los gangsters ingleses más conocidos. Hardy se ponía en el papel de ambos protagonistas. Por un lado interpretaba a Reggie Kray, ex boxeador y aspirante a mafioso con encanto capaz de conseguir lo que quiera. Por otro, a Ronnie Kray, el otro hermano gemelo, homosexual y a ratos demente, quien se impondrá su locura aterrorizando a amigos y enemigos. La cinta, cuyo impacto internacional no ha sido excesivo, es otro gran ejemplo del carácter interpretativo de Hardy. También protagonizó, esta vez en el 2013, Locke, en la que toda la película transcurre en el interior de un coche con Hardy como único protagonista interactuando con el resto de personajes sólo por teléfono –ninguno sale en cámara-.

415303_342834709090479_1925403911_o

Hardy se transformó físicamente para interpretar a Bane en ‘The Dark Knight Rises’.

Tom Hardy es ya más que una promesa de la interpretación, acumulando una importante serie de papeles para marcar su nombre a tener en cuenta. Nunca ha ocultado a los medios de comunicación su pasado con las drogas y el alcohol. Fue adicto con 20 años, tocó suelo y se prometió no volver a ello. Desterró la cocaína que inundó su cuerpo para centrarse en la interpretación.  Empezó a dar que hablar con su papel secundario en Origen, seis años después repite con Leonardo DiCaprio como compañero de tomas, esta vez los dos están nominados y optan a un doblete interpretativo. Para ello hará frente a un ex compañero de reparto como Christian Bale y a toda una leyenda de Hollywood, Sylvester Stallone, nominado 29 años después, junto a Mark Ruffalo y Mark Rylance.